Visitar para conocer, visitar para aprender

Publicado por: Merkatu Interactiva En: Ultimas Noticias En: Comentario: 0 Visto: 231

Visitas a bodegas, viñedos, catas… El enoturismo está cada vez más extendido y muchas son las zonas vitivinícolas que acogen a los visitantes para que conozcan y aprendan las particularidades que las hace únicas.  

Para nosotros, abrir nuestras puertas es una de las formas más atractivas de dar a conocer nuestros vinos y de enseñar la historia que está detrás de cada uno de ellos. Pero no sólo eso, sino que también es una herramienta inmejorable para plasmar nuestra propia filosofía, para dar a conocer nuestra forma de entender el vino, la viticultura, etc.  

Son más de tres años los que llevamos ya dedicando gran parte de nuestros esfuerzos a la atención de los visitantes, de hecho, nuestro edificio principal - una casa solariega del siglo XVIII que se construyó como venta-posada y que da nombre a nuestra bodega - alberga un espacio Wine Bar de degustación y venta de nuestros vinos, un patio pensado para las catas en las estaciones de primavera y verano, y nuestro Txoko Ostatu. Todo ello destinado a mejorar la experiencia que vosotros tenéis en nuestra bodega, vuestra #ExperienciaOstatu. 

Con este post queremos agradecer a todos los que habéis pasado por aquí vuestra visita, porque con cada uno de vosotros hemos ido creciendo. Y a los que todavía no habéis tenido la oportunidad de pasar por Samaniego animaros a venir a conocer un poquito más Ostatu, nuestra historia y ser testigos del cariño con el que cuidamos nuestros viñedos para poder ofreceros lo mejor de ellos en cada uno de nuestros vinos. 

Visitas a bodegas, viñedos, catas… El enoturismo está cada vez más extendido y muchas son las zonas vitivinícolas que acogen a los visitantes para que conozcan y aprendan las particularidades que las hace únicas.  

Para nosotros, abrir nuestras puertas es una de las formas más atractivas de dar a conocer nuestros vinos y de enseñar la historia que está detrás de cada uno de ellos. Pero no sólo eso, sino que también es una herramienta inmejorable para plasmar nuestra propia filosofía, para dar a conocer nuestra forma de entender el vino, la viticultura, etc.  

Son más de tres años los que llevamos ya dedicando gran parte de nuestros esfuerzos a la atención de los visitantes, de hecho, nuestro edificio principal - una casa solariega del siglo XVIII que se construyó como venta-posada y que da nombre a nuestra bodega - alberga un espacio Wine Bar de degustación y venta de nuestros vinos, un patio pensado para las catas en las estaciones de primavera y verano, y nuestro Txoko Ostatu. Todo ello destinado a mejorar la experiencia que vosotros tenéis en nuestra bodega, vuestra #ExperienciaOstatu. 

Con este post queremos agradecer a todos los que habéis pasado por aquí vuestra visita, porque con cada uno de vosotros hemos ido creciendo. Y a los que todavía no habéis tenido la oportunidad de pasar por Samaniego animaros a venir a conocer un poquito más Ostatu, nuestra historia y ser testigos del cariño con el que cuidamos nuestros viñedos para poder ofreceros lo mejor de ellos en cada uno de nuestros vinos. 

¡Te esperamos!

Comentarios

Deja tu comentario